Ballet Niños

Los beneficios físicos y psíquicos de que los más pequeños practiquen danza son muchos: se ejercita la coordinación, el movimiento y el equilibrio, colabora a que el crecimiento postural del niño sea el
correcto, se gana elasticidad y es un ejercicio ideal para desarrollar la expresión corporal, el oído y la memoria.

Se les enseña, de una manera amena y divertida, una disciplina física y mental. Esta disciplina será esencial en el futuro, y, sin darse cuenta, irán adquiriendo todas estas cualidades. Se desarrolla en ellos la sensibilidad y se libera adrenalina, además de fomentar mucho la imaginación.

Contamos con la ventaja de que los niños pueden asimilar e interiorizar con más facilidad los movimientos y las técnicas. Así, tanto si bailan en el futuro como si no, habrán interiorizado cualidades tremendamente beneficiosas para cualquier actividad que realicen y les ayudarán en el desarrollo de su personalidad.

¿Te gustaría pertenecer al mundo del FITNESS BALLET? ¡Te espero en Facebook e Instagram! También puedes contactar conmigo aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat